Promenade nº2

Es una música delgada, que no se puede escuchar en una sala de conciertos por que necesita de nuestros pasos. Aun en casa.

Que no sólo acompaña, si no que además crea un paisaje a nuestro alrededor, que nos hace dejar algo atrás y curiosamente alcanzar un lugar que no sospechábamos tan cerca.

Así que habrá que ponerse unos auriculares y sentarse.

Play.

Ya nos daremos cuenta de cuando hay que alzarse, y pasear. También sabremos cuando hemos llegado y cuando hay que regresar, aunque esto deberíamos haberlo descubierto hace tiempo.

Con la práctica, con el estudio, cada vez nos saldrá mejor.

Oh, que gusto recibir órdenes.

Que maravilla lo invisible.



                                               J. M. Artero




Guía de viaje

Como no podía ser de otra manera, normal, haciendo honor a su nombre, me ha solicitado que adapte la pieza al formato de moda: la serie.
Así que cada semana el paseo será más largo, gran salud.

Es imprescindible el uso de auriculares.

Una pista: hay que ponerse hay caminar cuando escuchéis pasos, ya vuestros.